Miami,
23
Junio
2021
|
05:49
America/New_York

Norwegian Cruise Line Holdings Ltd. actúa contra el cambio climático mediante una estrategia a largo plazo y busca alcanzar la neutralidad de carbono

Se compromete a compensar tres millones de toneladas métricas de emisiones de gases de efecto invernadero en tres años para superar la brecha en los esfuerzos de descarbonización

La estrategia para alcanzar la neutralidad de carbono se centra en la reducción de la intensidad de carbono, la inversión en tecnología y la aplicación de un programa de compensación de carbono

Norwegian Cruise Line Holdings Ltd., una de las compañías de cruceros líder a nivel mundial, que opera las marcas Norwegian Cruise Line, Oceania Cruises y Regent Seven Seas Cruises, ha anunciado la creación de su estrategia de acción climática a largo plazo y su objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono mediante la reducción de la intensidad de carbono, la identificación y la inversión en tecnología, incluyendo la exploración de combustibles alternativos, y la aplicación de un programa voluntario de compensación de carbono. Además de las iniciativas en curso para reducir su tasa de emisiones, la empresa se ha comprometido a compensar tres millones de toneladas métricas de dióxido de carbono equivalente (MTCO2e) durante un período de tres años a partir de 2021 para superar la brecha en sus esfuerzos de descarbonización hasta que nueva tecnología esté disponible. Como parte del programa de sostenibilidad global de la compañía, Sail & Sustain, la lucha contra el cambio climático es un objetivo fundamental. Además, la compañía firmó previamente el compromiso histórico de la Asociación Internacional de Compañías de Cruceros (CLIA) de reducir la tasa de emisiones de carbono en toda la industria en un 40% para el año 2030 respecto a 2008.

Hemos desarrollado una estrategia a largo plazo con el fin de alcanzar la neutralidad de carbono a través de tres áreas de acción, que incluyen la reducción de la intensidad de carbono, la identificación e inversión en tecnología y la implementación de un programa de compensación de carbono. Nuestro compromiso de conseguir tres millones de toneladas de créditos de carbono es un paso medible en la reducción de emisiones a corto plazo, que nos permite actuar hoy y nos ayuda a salvar la brecha en nuestros esfuerzos de descarbonización mientras nos preparamos para un futuro con menos carbono”, afirma Frank del Río, presidente y CEO de Norwegian Cruise Line Holdings Ltd. “Nuestro programa de sostenibilidad global, Sail & Sustain, se centra en nuestro compromiso por crear un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente, y nuestra estrategia de acción climática a largo plazo refuerza este compromiso y se alinea con la visión del Acuerdo de París para lograr un mundo climáticamente neutro”.

Frank Del Rio, President and CEO of Norwegian Cruise Line Holdings Ltd.
Hemos desarrollado una estrategia a largo plazo con el fin de alcanzar la neutralidad de carbono a través de tres áreas de acción, que incluyen la reducción de la intensidad de carbono, la identificación e inversión en tecnología y la implementación de un programa de compensación de carbono. Nuestro compromiso de conseguir tres millones de toneladas de créditos de carbono es un paso medible en la reducción de emisiones a corto plazo, que nos permite actuar hoy y nos ayuda a salvar la brecha en nuestros esfuerzos de descarbonización mientras nos preparamos para un futuro con menos carbono. Nuestro programa de sostenibilidad global, Sail & Sustain, se centra en nuestro compromiso por crear un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente, y nuestra estrategia de acción climática a largo plazo refuerza este compromiso y se alinea con la visión del Acuerdo de París para lograr un mundo climáticamente neutro.
Frank Del Rio, President and CEO of Norwegian Cruise Line Holdings Ltd.

Estrategia de Acción Climática a Largo Plazo

Las tres áreas de interés de la estrategia de acción climática a largo plazo de la empresa incluyen:

  1. Reducir la intensidad de carbono. La compañía busca continuamente oportunidades para reducir su huella global minimizando el consumo de combustible y aumentando la eficiencia energética. De 2008 a 2019, las inversiones actuales en sistemas y tecnologías han permitido reducir el consumo de combustible por día en aproximadamente un 17% para toda la flota de 28 barcos. Además, la compañía logró una reducción estimada del 14% de las emisiones de CO2 por día en toda su flota entre 2015 y 2019.
  2. Invertir en tecnología y explorar combustibles alternativos. La compañía se ha asociado con la CLIA y otras organizaciones marítimas para proponer la creación de un fondo de colaboración para la investigación y el desarrollo del transporte marítimo, con el objetivo final de eliminar las emisiones de CO2 del transporte marítimo internacional. Si se aprueba, la financiación provendría de una contribución por tonelada de combustible marino comprado para el consumo, y se espera que ascienda a 5.000 millones de dólares en un periodo de 10 años. Estos fondos se usarán para financiar el desarrollo de combustibles y tecnologías de propulsión con emisiones de gases de efecto invernadero nulas o casi nulas.
  3. Aplicar un programa de compensación de emisiones de carbono. La compañía ha anunciado su compromiso de comprar créditos de carbono para compensar tres millones de toneladas de CO2 equivalente durante un período de tres años, y así ayudar a cubrir la brecha en los esfuerzos de descarbonización hasta que la nueva tecnología esté disponible. Se espera que la compra de compensaciones aumente en los próximos años para alcanzar el objetivo de neutralidad de carbono.

La compañía se asocia con la CLIA, los gobiernos nacionales e internacionales y organizaciones no gubernamentales (ONG) para contribuir a los esfuerzos mundiales de lucha contra el cambio climático. Entre las iniciativas clave se incluye la participación de la empresa en el compromiso de la CLIA de reducir el índice de emisiones de carbono de todo el sector en un 40% para 2030, que se creó como primer paso para contribuir a la visión de la Organización Marítima Internacional (OMI) de un sector marítimo libre de carbono. La compañía también cumple con las normativas, cuantifica y comunica sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y busca nuevas formas rentables de reducir o minimizar su huella.

Programa de compensación de emisiones de carbono

Como parte de su estrategia de acción climática a largo plazo, la compañía ha lanzado un programa de compensación de emisiones de carbono en colaboración con World Kinect Energy Services, la división de sostenibilidad de World Fuel Services. La empresa se ha comprometido a compensar voluntariamente al menos tres millones de toneladas de CO2 hasta 2023. La compañía planea aumentar gradualmente las compras voluntarias de compensaciones en los próximos años para alcanzar su objetivo de neutralidad de carbono sobre la base de las emisiones de Alcance 1, que normalmente representan el 95% de su huella. Esta iniciativa permite a la compañía tomar medidas de forma inmediata y ayudar a superar la brecha en los esfuerzos de descarbonización hasta la llegada de nuevas tecnologías.

Una compensación de carbono representa una tonelada de emisiones de gases de efecto invernadero que se ha evitado o reducido en la atmósfera. La compra de compensaciones de carbono permite a las empresas compensar su huella de carbono residual apoyando proyectos en todo el mundo que reducen las emisiones de carbono.

A través de World Kinect, la empresa invierte en compensaciones de carbono fiables y de alta calidad, que han sido verificadas de forma independiente y cumplen las normas internacionales más exigentes, como el Gold Standard o el Verified Carbon Standard (VCS). Las compensaciones proceden de una variedad de proyectos que incluyen energías renovables, silvicultura, eficiencia energética y proyectos de conversión de residuos en energía