sueña. conoce. inspírate. repite.
Blog de viajes oficial de Norwegian

Cuando se abren las puertas de la gruta escasamente iluminada del spa del Norwegian Getaway y el Norwegian Breakaway, el suave aroma del aire marino nos recibe inmediatamente. Al atravesar la sala, podrás ver los resplandecientes cristales que cubren las paredes. Con cada paso, tus pies se hunden en la fresca y blanda arena que cubre el piso. Lames tus labios y sientes el sabor inconfundible de... ¿sal? ¿Qué sitio es este? En realidad, estás siendo testigo de la terapia con sales, un tratamiento traído de los mejores spas de Europa hasta los nuevos y lujosos cruceros.

La terapia con sales, también llamada haloterapia, ha cobrado popularidad en todo el mundo. Esta popular tendencia a nivel mundial se puede encontrar en Europa, Canadá, Estados Unidos y, por supuesto, a bordo del Norwegian Cruise Line. Este proceso terapéutico se usa para aliviar problemas respiratorios y afecciones de la piel, así como para fortalecer el sistema inmunológico.

¿CÓMO FUNCIONA?

Las cámaras de terapia con sales de los spas de la línea de cruceros Norwegian están diseñadas para emular las minas y cuevas de sal naturales del Europa del Este, utilizadas durante siglos por sus propiedades curativas. En el spa que está a bordo del barco se ha reproducido el microclima propio de esas cuevas, mediante el uso de máquinas rociadoras de aire saturado de sal. Esas máquinas muelen la sal hasta convertirla en diminutas partículas respirables y las hacen circular por el aire. Las partículas de sal con iones negativos pueden entrar en el sistema respiratorio y diluir las toxinas dentro de los pulmones, lo cual permite que las cilias que participan en la respiración expulsen fácilmente dichas toxinas. La sal contiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que ayudan a expandir los pulmones y a eliminar las bacterias al entrar en contacto con ellas. La terapia con sales puede aliviar no solo los síntomas causados por la sobreexposición al smog y a la contaminación urbana, sino también la bronquitis, la sinusitis, la fibrosis quística y las alergias. En altas concentraciones, la sal puede aliviar a través de esta terapia afecciones de la piel como eccema y psoriasis.

¿QUÉ PUEDES ESPERAR?

Aunque el proceso está inspirado en la tradición, encontrarás todos los lujos de un spa a nivel mundial en tus próximas vacaciones en crucero. La temperatura y humedad dentro de las salas terapéuticas se regulan automáticamente hasta alcanzar los niveles óptimos y las tenues luces alumbran la elegante sala, lo que crea un ambiente sereno y cálido. Acomódate en una tumbona, lee, medita o simplemente evádete del mundo que te rodea e inhala el renovador aire salino.