sueña. conoce. inspírate. repite.
Blog de viajes oficial de Norwegian

Hacer un crucero es una manera fantástica de viajar por el mundo sin invertir un dineral. Los cruceros son cada vez más novedosos e incluyen muchos de los lujos preferidos que se encuentran en los hoteles y centros turísticos más importantes. La mayoría de las líneas de cruceros, como Norwegian Cruise Line, ofrecen una gran cantidad de sofisticadas opciones gastronómicas especiales, tienen piscinas y parques acuáticos, casinos, spas y gimnasios totalmente equipados y una enorme variedad de opciones de entretenimiento y centros comerciales de primer nivel, lo que hace de estas líneas de crucero verdaderas "ciudades flotantes". Aunque tus vacaciones en un crucero sean de lo más lujosas, no te sorprendas si en algún momento te sientes mareado por los movimientos del océano. Si sabes que eres propenso a marearte y te preocupa sentirte descompuesto en el crucero, pon en práctica alguno de los siguientes consejos que hemos reunido de tripulantes y de pasajeros existentes para evitar los mareos y poder disfrutar del viaje.

1. ELIGE UN CRUCERO QUE TRANSITE POR AGUAS MÁS CALMADAS

Crucero por Alaska

Si no tienes programado un destino específico para tu crucero, trata de elegir alguno que navegue por aguas calmas. Los cruceros por el Caribe (a excepción de la temporada de huracanes), el pasaje interior de Alaska y los cruceros fluviales son fantásticas opciones que recorren aguas tranquilas y por lugares hermosos.

2. RESERVA TU CRUCERO CON ANTELACIÓN

Planifica con anticipación

Aunque hoy en día los barcos más grandes incluyen estabilizadores que contribuyen a mantener su equilibrio mientras están navegando, tú puedes tomar tus propias medidas adicionales para disfrutar de un viaje sin problemas. Trata de reservar tu camarote con antelación en lugar de dejar que te lo asignen al azar. De ser posible, elige un camarote que esté en las cubiertas más bajas, preferentemente hacia la zona central del barco. Cuanto más baja y central sea la ubicación de tu camarote dentro del barco, menos movimiento sentirás. Puede que también te convenga pedir un camarote con balcón o con ventana para que no te sientas muy encerrado.

3. SAL A CUBIERTA Y CONTEMPLA EL HORIZONTE

Cubierta

Si sientes que tu camarote se sacude demasiado, sal a una de las cubiertas abiertas del crucero y contempla el horizonte. Centrar tu vista en un punto fijo a la distancia te ayudará a recuperar el equilibrio y a combatir esa leve sensación de vértigo que provocan los mareos. Un poco de aire fresco no le hace mal a nadie.

4. EXTRACTO DE JENGIBRE

Extracto de jengibre

Esta es una de mis opciones favoritas. Antes de empezar mi crucero, guardé algo de jarabe de jengibre para los mareos. Este tónico me salvó la vida cuando el mar se encrespó. Si no te gusta el jarabe de jengibre, puedes probar con cápsulas de jengibre, caramelos de jengibre o ginger ale (siempre que esté elaborado con auténtico jengibre).

5. MANZANAS VERDES Y CARAMELOS CÍTRICOS

Manzanas verdes disponibles a bordo

Comer manzanas verdes o caramelos de naranja y de otros cítricos para combatir el mareo es un truco que los miembros de la tripulación de cualquier crucero y los buzos experimentados consideran infalible. No sabemos bien por qué es un recurso efectivo, pero valdría la pena intentarlo.

6. NO ESTIMULES DEMASIADO TUS SENTIDOS

No estimules demasiado tus sentidos

Los cruceros son famosos por la infinidad de platos que ofrecen y los pasajeros de los cruceros son propensos a excederse dejándose llevar por el placer de la comida. Ten en cuenta tus propios límites y no te obligues a comer más de lo que deberías. Trata de comer platos livianos y no bebas demasiado alcohol si temes descomponerte.

7. EVITA DESHIDRATARTE

Mantente hidratado

No hace falta mencionar que siempre es importante mantenerse hidratado. La deshidratación puede dar inicio a los síntomas de mareo o empeorarlos si ya te estás sintiendo mal. Si tienes pensado beber alcohol durante tus vacaciones en crucero, llévate unas cuantas cápsulas de vitamina B para contribuir a combatir los efectos de la deshidratación.

8. ARRÓPATE BIEN CON TUS SÁBANAS

Camarotes cómodos

Para algunas personas, el movimiento de las olas es adormecedor, para otras... no. Si el movimiento del barco en el que viajas te impide dormir, intenta sujetarte a la cama tanto como te sea posible. Mete uno de los lados de la sábana por debajo del colchón y luego toma el otro lado y rueda en la cama para quedar envuelto en la sábana. Al estar bien sujeto en la cama, tus movimientos acompañarán a los del barco en lugar de ir en sentido contrario, con lo cual evitarás sentir que tu cuerpo está fuera de equilibrio.

9. ACUPUNTURA Y DIGITOPUNTURA

Acupuntura disponible a bordo

La acupuntura y la digitopuntura son remedios inmemoriales. Hacerse tratamientos regulares antes de ir de vacaciones en un crucero puede ayudar a identificar el origen de las náuseas. Si no tienes tiempo de hacer estos tratamientos antes del crucero, puedes programarlos una vez a bordo del barco. Norwegian Cruise Line ofrece acupuntura y masajes en el Mandara Spa.

10. MEDICAMENTOS

Medicamentos

Si eres muy propenso a sufrir mareos, puedes probar a tomar Dramamine antes de que empiecen las náuseas. El Dramamine es un antihistamínico que podría provocarte somnolencia. Si tienes planificado un día repleto de actividades, trata de tomar el Dramamine que no provoca somnolencia.