sueña. conoce. inspírate. repite.
Blog de viajes oficial de Norwegian

Mientras disfrutas de tu crucero por el Caribe Oriental tendrás mucho tiempo para bajar del barco y conocer a los amables lugareños. Y cuando lo hagas, ¿por qué no vivir como lo hacen ellos? No hay mejor manera de conocer la cultura de un lugar que disfrutando algunas de las delicadezas locales. Y en el Caribe eso es la comida callejera. Hemos recorrido cada una de las islas y te mostramos las comidas más populares para disfrutar mientras vas de un sitio a otro.

Johnny Cakes en Santo Tomás

Santo Tomás es muy rica y tiene comidas con nombres realmente curiosos. ¿Tienes ganas de probar un goat water ("agua de cabra"), kallalloo o Dumb Bread ("pan torpe")? Pero lo que normalmente se disfruta en las calles son los "johnny cakes". Estos panqueques planos de pan frito se comen solos como un bocadillo o a veces se sirven con pollo y otros platos suculentos.

Roti en Tórtola

Tórtola es conocida por su mezcla de coloridas culturas: europea, africana, india oriental e indígena. El roti es oriundo de las Indias Orientales pero las otras culturas le han dado su toque particular a esta comida callejera tan consumida. El roti es un pan parecido a una crepa, frito y relleno con carne, pollo, concha, buccino, cabra o langosta preparada con curry picante. Este bocadillo se sirve con una guarnición de mango.

Roti sabroso en un crucero a Tórtola

Buñuelos de caracol en las Bahamas

Si hablamos de las Bahamas, hablamos de buñuelos de caracol. Estas deliciosas bolas fritas se preparan con harina de maíz y caracoles, molusco muy apreciado en todo el Caribe. Para darle un toque extra de sabor, a la mezcla se le suele añadir cayena, cebolla, pimentón, perejil y ajo. Los buñuelos se pueden comer solos o como acompañamiento para un plato más suculento. No te olvides de la salsa para untar, una receta bahameña de kétchup, mayonesa y especias.

Fritura de caracol crujiente en un crucero por el Caribe Oriental

Chicharrones en Puerto Rico

Puerto Rico es sinónimo de bocadillos fritos. El bacalaíto es bacalao cortado en filetes finos y frito hasta quedar como un barquillo crujiente y salado. El pionono es carne envuelta en plátanos dulces que se fríe. Los tostones son chips de plátanos verdes fritos que muchas veces se sirven con una porción de carne. Pero si tuviéramos que elegir una comida callejera que sea sinónimo de la isla serían los chicharrones: trozos de grasa de cerdo frita salada (en EE. UU. se los conoce como "pork rinds"). Nadie dijo que la comida callejera era saludable.

Barbacoa en San Martín

La zona francesa de San Martín se considera la capital culinaria del Caribe. La isla tiene algunos platos franceses que podrían competir con los mejores bistrós de París. Pero para ir donde come la gente del lugar tienes que ir a los locales de barbacoa más informales, llamados lolos. Aquí disfrutarás pollo, costillas y pescado a la barbacoa con tus pies en la arena. La mayoría de los visitantes sigue soñando con las costillas cuando regresa a casa. Muchos lolos usan una receta de costillas marinadas en vinagre y jugo de lima con un acabado de adobo seco.

Barbacoa recién hecha en San Martín en tu crucero por el Caribe

Ducana en Antigua

De Antigua proviene la ducana, un tamal de boniato, coco y a menudo calabaza envuelto en una hoja de plátano y hervido. Se puede condimentar con canela, azúcar, jengibre, nuez moscada y vainilla. Las ducanas en general se sirven como un acompañamiento dulce con el pescado a la sal.

Pescado a la sal en San Cristóbal

El pescado a la sal se come en todo el Caribe, pero en San Cristóbal es el plato nacional oficial. El pescado a la sal era algo que nunca faltaba a bordo de los barcos que navegaban por el Caribe en la época de los colonizadores y los piratas. Se trata de bacalao conservado con un método de salado y secado. El plato oficial de San Cristóbal, en Antigua, suele estar presente en los puestos que se montan junto a las carreteras y en los chiringuitos de la playa y consiste en pescado a la sal cocinado con pimentón, tomate y ajo y servido con plátano picante a base de jengibre, cebolla y chile, y empanadillas de coco y panapén sazonado. Disfruta un plato de esta combinación famosa y definitivamente vivirás como la gente del lugar.