sueña. conoce. inspírate. repite.
Blog de viajes oficial de Norwegian

Los viajeros expertos están bien preparados. Estos pasajeros tienen bien en claro todo lo que implica viajar, desde qué llevar, hasta qué visitar y qué hacer. ¡A continuación te mostramos seis cosas que nunca verás hacer a un viajero experimentado!

1. LLAMAR "BOTE" A UN BARCO DE NORWEGIAN CRUISE LINE

Botes en Italia

Si bien los pasajeros suelen usar los términos barco y bote indistintamente, los viajeros experimentados saben que llamar "botes" a estas majestuosas bellezas no es apropiado. Debido a características como el tamaño y el funcionamiento de la nave, el término correcto para clasificar a nuestros barcos es... precisamente, barcos.

2. OLVIDAR REPASAR LOS TÉRMINOS NÁUTICOS

Brújula y mapa

Independientemente de cómo viajes, habrá momentos en los que pierdas el sentido de la orientación. Como si esta desorientación no fuese suficiente, encima escuchamos palabras como "popa, proa, estribor y babor". Los viajeros experimentados saben que tienen que repasar los términos náuticos antes de salir a navegar. Cuando el capitán anuncie: "Galletas con chips de chocolate en la cubierta 15 de proa", no te lo perderás.

3. OLVIDAR PLANIFICAR CON ANTICIPACIÓN

Oficina de excursiones en tierra

Los viajeros tienen dos opciones a la hora de ocuparse de sus cruceros: planificar o improvisar. Si bien las dos opciones son buenas, nunca verás a un viajero experimentado dejar en manos del azar una lista de control. Esta gente no solo sabe lo que quiere, sino que también tiene la certeza de que sus listas de actividades deseadas se completará rápido. ¡Tanto si se trata de un restaurante de especialidades, de un espectáculo de Broadway o de una excursión en tierra, vale la pena ser proactivo y reservar con antelación!

4. CUESTIONAR AL CAPITÁN

Puente de control

Los viajeros expertos son flexibles en lo que respecta sus planes de viaje. El capitán puede cambiar en cualquier momento una ciudad portuaria debido a un clima inclemente. Recuerda que si el capitán toma la decisión de cambiar el itinerario es porque tiene en cuenta tu máximo bienestar.

5. DEJAR ABIERTA LA PUERTA DEL CAMAROTE Y LA DEL BALCÓN

Balcón

Las mismas corrientes de aire que se generan en tu vivienda se pueden generar a bordo de un crucero. Cualquiera que haya estado alguna vez en una habitación o suite con balcón sabe que debe evitar dejar abierta al mismo tiempo la puerta del balcón y la del camarote. Teniendo en cuenta que el barco alcanza velocidades de hasta 26 nudos (¡aproximadamente 30 mph!), una ráfaga podría volar todos tus objetos valiosos por la puerta.

6. EVITAR AL TRIPULANTE QUE CANTA LA CANCIÓN "WASHY WASHY"

Garden Cafe

Luego de un largo día en la piscina, no hay nada mejor que ir al bar a disfrutar de una bebida fresca y de un bocadillo. El tripulante repetirá la canción "WASHY WASHY, HAPPY HAPPY, SMILEY SMILEY" mientras te da la bienvenida en la entrada y limpia tus manos. Los viajeros expertos reaccionan gratamente ante el tripulante que canta "Washy Washy" porque saben cuán importante es la limpieza a bordo del barco.