sueña. conoce. inspírate. repite.
Blog de viajes oficial de Norwegian

Desde que visité las pintorescas calles adoquinadas del Viejo San Juan hace muchos años, quedé fascinada con este precioso destino que rezuma cultura. Puede que tenga algo que ver con los llamativos edificios y sus verjas de hierro forjado decoradas con flores de colores, o quizá se trate de la historia del Viejo San Juan, que se remonta al siglo 16. ¡O a lo mejor se debe a los gatos, porque hay muchísimos!

Sea lo que sea, sin duda yo he vivido una historia de amor con el Viejo San Juan. La calidez de la gente y su empeño por mantener sus raíces no tiene comparación. Al pasear por sus estrechas calles es posible atisbar el orgullo que impregna los museos y las galerías repletas de obras de arte. ¿Y he hablado ya de los restaurantes? ¡Los puertorriqueños sí que saben disfrutar de la comida! Con tantos increíbles lugares en los que comer será mejor que echemos un vistazo a mis favoritos.

Restaurante y bar de vinos Marmalade

Si eres un verdadero amante de la gastronomía, no te pierdas la oportunidad de cenar en Marmalade. Este elegante restaurante con un moderno bar de vinos es el lugar ideal para ver y dejarte ver. Aunque no es especialmente barato y puede resultar un poco ruidoso según el momento en que lo visites, su cocina de inspiración caribeña absolutamente exquisita vale la pena. No te olvides de probar el plato de pasta casera con trufa y su plato estrella, la sopa de alubias blancas. ¡Te recomendamos encarecidamente que hagas una reserva previa porque es un lugar bastante popular!

Pasta casera con trufa en un crucero por San Juan

Café El Punto

Mi restaurante favorito es el Café El Punto, un lugar informal en el que tomar algo de beber o donde degustar uno de los sabrosos platos de inspiración criolla, como los plátanos machacados rellenos de pollo o las deliciosas gambas con aguacate. ¡Y hemos oído maravillas de su pargo frito! Si te apetece tomar uno aperitivo, no te equivocarás con su plato de degustación repleto de buñuelos, bollos de manzana y queso frito, ¡ñam! Si además lo acompañas todo con un licuado de mango o de papaya (¡al que le puedes poner un chorrito de ron, si te apetece!) obtendrás una fantástica cafetería en la que comer o cenar.

Gambas con aguacate en un crucero por San Juan

Casa Cortés ChocoBar

Aunque no he tenido el placer de probarlo en persona, ¡me han contado que Casa Cortés sirve el mejor Martini de chocolate de la isla! Y, a parte de las bebidas a base de chocolate, puedes pedir un queso casero a la parrilla con chocolate, patatas fritas con kétchup de chocolate o churros con salsa de chocolate. Suena a manjar de dioses y será la forma perfecta de terminar la tarde antes de volver a subir al barco.

Café Don Ruiz

Pensar en chocolate me hizo recordar este maravilloso restaurante de postres en el que puedes degustar un delicioso café con leche y el irresistible sándwich de pan dulce Mallorca. De verdad, tienes que probar su sándwich Mallorca. Si te apetece una bebida refrescante, prueba sus batidos de plátano o dale un sorbito a su moca cremosa de avellana helada mientras disfrutas del aire industrial chic de esta elegante cafetería.

Moca de avellana cremoso en un crucero por San Juan

Punto de Vista Restaurant & Bar

Vale, si combinas una comida deliciosa y unas buenas vistas seguro que no te equivocas, ¿verdad? Punto de Vista es un restaurante/bar situado en la azotea de la 5ª planta del Hotel Milano. Aunque la decoración del bar de la azotea, sin aire acondicionado, es estrictamente casual, ¡te regalará unas maravillosas vistas del Viejo San Juan y del barco del crucero amarrado en el puerto abajo! Además ofrece una gran comida de estilo bar que incluye tacos de pescado y mofongo (plátano frito). Yo te recomiendo el cerdo, ¡exquisito! Y, por supuesto, Punto de Vista cuenta con una hora feliz con bebidas y refrescos especiales entre los que se incluyen mojitos.